La importancia de lavarse los dientes

En este blog vamos a ver la impotancia de la higiene bucodental para tener unos dientes sanos . En primer lugar he puesto la diez falsas creencias más extendidas. También hay información de como debemos lavarnos los dientes, y varios vídeos de cómo se producen las caries.

















En el ser humano, los dientes están formados por una parte externa denominada corona y una raíz que está inmersa en el maxilar. La capa más externa de la corona esta compuesta por un tejido calcificado que recibe el nombre de esmalte, la sustancia más dura del organismo. Por dentro del esmalte se halla la dentina, una sustancia de tipo óseo que se extiende desde la superficie más interna del esmalte y penetra en el maxilar para formar la raíz. La dentina de la raíz está cubierta por una capa delgada de un tejido duro denominado cemento. Las raíces se mantienen en su posición mediante fibras elásticas que forman la membrana periodontal, la cual se extiende desde el cemento hasta una capa ósea engrosada denominada lámina dura, en el interior del maxilar.La dentina encierra la cavidad pulpar que se continúa en la raíz como el conducto radicular. A través del orificio que se abre en el extremo de la raíz, penetran vasos sanguíneos, nervios y tejido conjuntivo, que ocupan el conducto radicular y la cavidad pulpa.

¿Pero cuántos dientes tenemos y a qué edad salen?


Los adultos tenemos 32 dientes:


8 incisivos que se encargan de cortar los alimentos (cuatro arriba y cuatro abajo) y son los primeros en salir
4 caninos que taladran y sujetan (dos arriba y dos abajo)


8 premolares y 8 molares que aplastan y muelen (cuatro arriba y cuatro abajo)


4 muelas cordales, conocidas como muelas del juicio que sirven para masticar bien el alimento y son las últimas en salir

Las caries


Cuando poseemos ya los dientes definitivos, es importante recordar que hay que cuidarlos. La caries es uno de los males más comunes que ataca a los dientes. Los alimentos que ingerimos siempre dejan residuos cada vez que comemos. Aquellos alimentos compuestos por azúcares producen un residuo llamado "el sarro" el cual crea el perfecto ambiente para que se produzcan los microbios.
Estos microbios transforman los azúcares en ácidos, peligrosos para el esmalte de los dientes. Todavía en este momento, un buen cepillado, fuerte y minucioso puede limpiar estos residuos. Si no se lleva a cabo esta limpieza, los ácidos forman un hueco, la caries, el cual poco a poco irá creciendo. Al principio esto no duele, pero cuando llega a la dentina, empieza a doler, puede llegar a doler mucho. Y este es el momento cuando hay que visitar al odontólogo.

¿Cómo podemos detectar una caries?





- Acudir al dentista por lo menos una vez al año, para una revisión general, con radiografías y limpieza de los dientes. Muchas veces no es fácil detectar las caries por uno mismo, por lo que se requiere de una revisión minuciosa.
- Cuando se siente un dolor en dientes o muelas, aunque no se vea la caries.

- Si se ven puntos u hoyitos negros en los dientes y muelas.

- Si las mejillas están inflamadas, sin motivo aparente.
- Cuando hay dificultad al comer y masticar alimentos.

- Cuando se siente dolor o molestia al tomar líquidos fríos o calientes.
- Cuando hay mal aliento y se siente un sabor desagradable.

¿por qué nos lavamos los dientes?

Aquí os dejo unos vídeos muy divertidos de cómo se producen las caries y las consecuencias que tienen






Sabemos sobre la importancia de cuidar nuestra boca, no sólo porque es una parte de nuestro cuerpo más que visible (podríamos decir que compone nuestra carta de presentación) sino también porque al ser, precisamente, la vía por donde ingresan los alimentos que nos sirven de sostén para nuestra vida, es proclive a tener bacterias y a juntar mal olor. Por todo ello, y si encima le sumamos el hecho de que los dientes permanentes no son reemplazables naturalmente, llegaremos a la conclusión de que realmente merece un celoso cuidado por nuestra parte

¿Cómo debemos lavarnos los dientes?


Coloque el cepillo a lo largo de la linea de la encía, marcando un ángulo de 45º respecto de la misma. De esta manera una hilera de cerdas penetrara levemente el surco gingival, realice movimiento cortos antero posteriores, sin ejercer gran presión. Con esta técnica buscamos remover la placa bacteria adherida a la superficie del esmalte, poblada por un gran número de bacterias. La placa puede ser detectada con sustancias reveladoras, pastillas o líquido permitiendo teñirla; Esto es utilizado en el consultorio para mostrar al paciente las áreas donde no efectúa una correcta técnica de cepillado.

Las bacterias, presentes en la placa, producen ácidos capaces de destruir el esmalte y por tanto de generar caries, estos ácidos se producen a partir de los alimentos que ingerimos en particular de los azucares.
Es importante mantener un método u orden en el cepillado, comenzar y terminar un sector de la boca antes de saltar al próximo asegurando que no queden áreas sin cepillar.

Si todavía no lo tienes claro, te recomiendo que veas este vídeo

Falsas creencias sobre la higiene bucodental

1.Los dientes blancos no son tan fuertes como los amarillos. Los dientes blancos son menos resistentes a la caries que los amarillos
2.El cepillado y el uso del hilo dental no eliminan el mal aliento. El uso del cepillo y el hilo dental con regularidad elimina el exceso de bacterias que permanecen atrapadas en la boca y producen el mal aliento. Pero existen otras causas que pueden producir halitosis, como la ingestión de alimentos productores de azufre (tales como la cebolla) o la sequedad bucal que causan ciertas medicaciones. La acumulación de bacterias en la parte posterior de la lengua también agrava el problema.
3.No se produce daño alguno en los dientes cuando los niños se chupan el dedo.
Al contrario de lo que se dice, cuando los niños de unos cuatro años se chupan el pulgar no es probable que se dañe la dentadura. Pero si esta costumbre continúa, podría dar lugar al desplazamiento de algún diente, lo que impediría el correcto desarrollo del mismo.
4.Las caries también pueden atacar a los adultos, sobre todo después de los 60 años. A los niños les atacan más las caries que a los adultos y el riesgo de este problema se reduce a partir de los 20 años. Sin embargo, cuando las encías adultas llegan a los 60, el riesgo aumenta de nuevo. Dado que las encías se alejan de los dientes, las raíces quedan más expuestas y es posible que la caries ataque.
5.Un cepillo eléctrico es tres veces mejor que uno manual.Los cepillos eléctricos son mejores porque vibran en tres direcciones, lo que significa que limpian en mayor profundidad.
6.El agua con gas puede disolver el esmalte. Evite el agua con gas, dado que contiene ácido carbónico, que puede disolver el esmalte dental. La ingestión de agua fluorada está vinculada con la reducción de caries y la mejora de la higiene dental.
7.El cepillado excesivo puede dañar encías y muelas. Una vez eliminada la placa, el cepillado prolongado y agresivo puede dañar los dientes, porque perjudica al esmalte y desgasta la superficie dental. Hasta un 20 % de la población sufre retroceso de las encías, a menudo a causa del cepillado agresivo.
8.La caries dental no siempre es dolorosa. El dolor no siempre está relacionado con la caries. Sólo cuando se presenta una infección que no puede escapar a través de la boca, como a través de un diente roto, se siente dolor. Es muy posible padecer un absceso sin darse cuenta de ello. De ahí que las revisiones dentales al menos cada seis meses sean fundamentales.
9.El fluoruro es vital para niños y adultos. El fluoruro es tan eficaz en la prevención de caries en los niños como en los adultos. Elija siempre un dentífrico con fluoruro, ya que fortalecerá su dentición contra la caries.
10.Los dientes de leche necesitan tanto cuidado como los adultos. Si bien es cierto que los dientes de leche se caen, su pronta pérdida a causa de la caries interferirá en la masticación y afectará a la ingestión de nutrientes.
11.Las mujeres embarazadas deben cuidar los dientes en profundidad. Las embarazadas deben ser muy cuidadosas con respecto a la higiene dental, ya que son más propensas a ingerir más alimentos dulces y con mayor frecuencia. Además pueden sufrir sangrados en las encías debido a los cambios hormonales.
12.La mala dentadura no siempre es hereditaria. Aunque sí existe cierta conexión genética entre los padres con dientes débiles y sus hijos, es más frecuente que los malos hábitos dentales provengan de una mala dieta instaurada por los padres.
13.El uso del hilo dental previene las enfermedades cardíacas. El hilo dental no sólo previene las enfermedades de las encías, sino también las del corazón. Los investigadores estadounidenses han descubierto que las personas con problemas de encías son dos veces más propensas a padecer problemas coronarios.

El Ratoncito Pérez




El ratoncito Pérez es un personaje de leyenda muy popular entre los niños hispanoamericanos y españoles . Al igual que el hada de los dientes de los países de habla inglesa, cuando a un niño se le cae un diente lo coloca debajo de la almohada mientras duerme y, según la tradición, este personaje se lo cambia por un regalo. Esta tradición es prácticamente universal aunque adopta formas diversas en distintas culturas. Se le reconoce como "Ratoncito Pérez" en los países hispanohablantes, con la excepción de algunas regiones de Méjico y Chile en donde se le dice "el Ratón de los Dientes" y en Argentina, Venezuela, Urugay y Colombia simplemente "El Ratón Pérez". En Francia se le llama "Ratoncito" (la petite souris), en Italia se le conoce como "Topolino", "Topino" (Ratoncito) o "Fatina" (Hadita) y en los países anglosajones este papel lo encarna el "Hada de los dientes" (Tooth Fairy). En Cataluña esta tarea es encomendada a "l'Angelet" (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, se encarga "Maritxu teilatukoa" (Mari la del tejado) y en Cantabria es "LÉsquilu de los dientis" (La Ardilla de los dientes). En algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas.

Hagámos un test sobre tus hábitos y conocimientos

1. La seda dental, sirve para:A Pescar
B Atar los dientes
C Limpiar entre los dientes

2. ¿Has realizado enjuagues
de flúor en el colegio?

A No, nunca
B Si, solo durante un curso
C Si, dos o más cursos

3. ¿Sabes para que sirve el
flúor?
A Para proteger el diente
B Para refrescar el aliento
C Para tener los dientes más blancos
D No sé

4. ¿Cuándo fuiste por última vez al dentista?A Hace menos de seis meses
B Más de seis meses pero menos de un año
C Más de un año
D Nunca he ido

5. ¿Por qué razón fuiste al dentista?A Para una revisión rutinaria
B Para revisión del tratamiento de ortodoncia que llevo
C Por que tengo caries, dolor o infección
D Por otras razones
E Nunca he ido

6. El hecho de ir al dentista
¿te resulta…?
A Agradable
B Desagradable
C Indiferente
D No sé

7.¿Cuantas veces al día te cepillas los
los dientes?
A Más de una vez al día
B 1 vez al día
C Menos de 1 vez al día
D De vez en cuando
E Nunca / casi nunca

8.¿Crees que comer entre las comidas
es bueno para la alimentación?
A Sí
B No
C No se

9. ¿Cuál de los siguientes
alimentos crees que es
perjudicial para los dien
tes?

A Frutas frescas
B Verdura y ensaladas
C Golosinas, caramelos

10.¿Acostumbras a tomar entre las principales comidas alimentos como
golosinas, bollos, pasteles, refrescos?
A Todos / casi todos los días
B Uno o dos días a la semana
C Con menos frecuencia
D Nunca / casi nunca
Respuestas: 1a-2b-3a-4a-5a-7a-8b-9c-10d (la respuesta a la pregunta 6, puede ser abierta, sin bien es cierto que hay que acudir al dentista cada seis meses, para muchos pacientes puede resultar una rutina poco agradable, pero que incuestionablemente hay que hacer).
Con este test podrás tener una idea de la salud de tu boca